La Red en Entornos Hospitalarios

El sector sanitario ha sido un sector pionero en la incorporación de nuevas tecnologías a sus procesos de negocio, que tienen como punto en común el depender absolutamente de la red corporativa para poder ser implementadas. Ha aparecido un aluvión de dispositivos médicos que hoy día se conectan a la red tales como aparatos de transfusión, analizadores de gases en sangre, sistemas de telemetría, máquinas portátiles de rayos X, unidades de ultrasonido, y un largo etcétera.

Mejorar los resultados es esencial para el éxito y la supervivencia de cualquier organización sanitaria. Estas organizaciones soportan constantes presiones para mejorar el bienestar y la atención al paciente, incrementar la eficiencia operativa, y reducir los costes sanitarios.

Retos tecnológicos críticos: una infraestructura fiable para soportar operaciones clínicas

Las habitaciones de hospital de hoy día están llenas de dispositivos y aplicaciones que monitorizan y alimentan los historiales clínicos electrónicos con datos de cada paciente. Si se utilizan de forma inteligente estos datos, se mejoran las operaciones clínicas, ya que se agiliza la toma de decisiones por parte de los facultativos. Esta orquestación de datos automatizada, basada en inteligencia artificial y aprendizaje automático, permite agilizar los procesos, mejorar los planes de tratamiento y atención al paciente y reducir los costes, al equilibrar mejor recursos y necesidades.

Gracias a la transformación digital, las organizaciones sanitarias pueden seguir siendo competitivas, y garantizar su continuidad generando nuevas capacidades operativas, clínicas y de gestión. Además, aprovechando la inteligencia que reside en el dato, se pueden organizar las actividades clínicas y de gestión para hacerlas compatibles con los objetivos de control de costes.

Las infraestructuras tradicionales no pueden manejar de forma eficiente las complejidades de la transformación digital. La red debe ser capaz de escalar para seguir el ritmo que impone esta transformación, y manejar la creciente complejidad de la red, al tiempo que se mantiene la operatividad de los sistemas antiguos. Las organizaciones sanitarias necesitan desplegar dispositivos clínicos más rápidamente y de forma más eficiente, y han de hacerlo al tiempo que ofrecen al usuario una experiencia consistente y personalizada.

Por otro lado, la red Wi-Fi en entornos sanitarios se ha convertido en algo tan necesario como el oxígeno. Ya sea para conectar equipos clínicos móviles, escáneres, sistemas de goteo o teléfonos, la red debe ser capaz de conectar todos estos dispositivos inalámbricos para ofrecer una atención sanitaria en tiempo real. Para que todo funcione de forma fluida, no puede haber cuellos de botella en las puntos de acceso, ni en la red de cable que los soporta, ni en toda la ruta hacia Internet o el data center. Estas conexiones deben estar siempre disponibles y ser tolerantes a fallos, para garantizar un servicio ininterrumpido.

Tomado de https://es.extremenetworks.com/press/press-release/la-red-en-entornos-hospitalarios-eficiencia-cinica-y-mejora-de-la-experiencia-del-paciente/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button